martes, abril 03, 2007

Chilca; la iglesia, el barro y el salitre
















Antigua parada de rigor para el viajante de las rutas del sur y a solo 64 kms de Lima; Chilca, pueblo de pescadores y fuente de salitre. Tiene por carta de presentación su antigua y muy bien conservada iglesia, que desde tiempos coloniales disputa los favores de los peregrinos con las famosas pozas de las salinas y sus aguas medicinales, a las que no solo se les atribuye poderes curativos (La Milagrosa) sino también afrodisiacos (La Mellicera).



Alguna vez, recurrentes y extraños fenómenos en su cielo atrajeron igual numero de recurrentes y extrañas gentes. Ahora una muy amplia playa para el veraneante y sabrosos helados de fresca lúcuma para el viajero; son sus atractivos mas recientes. Chilca; antiguo pueblo, siempre con algo nuevo que ofrecer.




Texto y Fotos: Carlos García Granthon
®Todos los derechos reservados

Prohibida la reproduccion total o parcial sin autorizacion expresa del autor

No hay comentarios.: