miércoles, agosto 01, 2007

Nuestra Señora de la O, una capilla escondida

Enclavada en el convento jesuita de la iglesia de San Pedro, en el centro histórico de Lima, existe una capilla poco conocida, "La capilla de Nuestra señora de la O" de La Congregación Mariana de Nuestra Señora de la Expectación del Parto, conocida como Nuestra Señora de la O (por la "O" admirativa con que comienzan las antífonas latinas del Magnificat los 8 días que preceden a la Natividad). Esta joya oculta, aunque ha sido usada como capilla de la comunidad jesuítica es en realidad propiedad de la congregación Mariana.

De gran riqueza arquitectónica, destaca la cobertura de su larga y angosta nave, totalmente ornamentada con escenas evangélicas policromas, pintadas directamente sobre las tablas del cielo raso. Al igual que el curioso labrado con el nombre de la capilla en los respaldos de todas las bancas. No faltan tampoco los valiosos y hermosos lienzos ni un magnifico altar recubierto en pan de oro.

Si algo se nos viene a la mente al ingresar al recinto son; los conceptos de la solemnidad y el silencio que invitan a contemplar el lugar de una manera reflexiva y sosegada.

En resumen; otro tesoro artístico oculto en esta ciudad que siempre nos guarda algún secreto por descubrir.

Texto y fotos; © Carlos García Granthon
Derechos Reservados











.

Nota.- Un agradecimiento especial al Párroco Rev. José Luis Fernández y a la Srta. Mónica, secretaria de la parroquia quienes nos brindaron las facilidades para hacer el registro gráfico de la capilla









2 comentarios:

Miguel Vera dijo...

El año pasado tuve la oportunidad de asistir a una boda que se realizó en esta capilla. Quedé fascinado con lo acogedora y hermosa que es. Las fotos no le hacen justicia, hay que visitarla en persona. Me parece muy buena tu mención. Gracias por compartirla.

aure dijo...

Yo soy de un pueblito llamado Yucay, allí la fiesta más grande por su solemnidad y por las manifestaciones de devoción con sus expresiones artísticas del pueblo, es la fiesta dedicada a la VIRGEN DE LA O. La devoción a la Virgen de la O es signo de la esperanza del pueblo como María esperaba la llegada tan pronto de su Hijo Jesús.
Gracias por tu trabajo que se puede decir muchas cosas empezando por lo artístico y por su contenido espiritual que trae consigo.