domingo, agosto 19, 2007

Tijeras, Arpa y Violín


Tijeras, arpa, violín y coloridos trajes que contrastan con los obscuros orígenes de La Danza de Tijeras. Según la leyenda, se dice que en el siglo XVI, el pueblo indígena Chanca, de las regiones de Ayacucho, Huancavelica y Apurimac, celebraba así el viernes santo, pues ese día Cristo, dios de los conquistadores Europeos, estaba muerto y los ancestrales dioses Incas regresaban a regir el mundo andino, aquel día confabulados con el diablo que en su alegría quería ver bailes y festejos, los danzantes recibían de este poderes sobrenaturales que les permitían realizar proezas sobrehumanas y resistir el dolor; de ahí que originalmente se llamara "Supay Wasi Tusak" (Danza en la casa del diablo).


El sonido metálico y cadencioso de las tijeras en la mano derecha del danzante, acompañado por el arpa y violín de fondo, marcan el compás de la danza; suerte de baile vernacular, rito pagano y acrobacia que ejecuta el bailarín, en contrapunteo con otros, para demostrar quien es el mas diestro.

Antiguamente el primer día de la festividad llegaban a los pueblos los músicos y danzantes a las cuatro o cinco de la mañana, cuando canta el gallo. A las 12 de la noche, en secreto, hacían el Pago en la plaza, la ofrenda al Huamani y a los Apus. El segundo día, desfilaban por las calles y bailaban en contrapunto desde las 6 de la mañana hasta las 8 de la noche. El tercer día, se ejecutaban a cabo las demostraciones y proezas, números de magia, se traspasan la carne con agujas y espinas, subían a las torres de la iglesia donde realizaban demostraciones de equilibrio y acrobacia. El cuarto día, bailaban otra vez hasta las 8 de la noche y el quinto día, regresaban a su lugar de origen.

Actualmente, reducida a presentaciones artísticas de solo 15 o 20 minutos, se ha convertido en una danza infaltable en toda festividad andina y forma parte indiscutible del patrimonio cultural del Perú.



.













Texto y fotos: © Carlos García Granthon
Derechos reservados

2 comentarios:

Germán dijo...

Carlos gracias por compartir estas fotos.

Aprovecho tu espacio para comentarles que estoy ofreciendo diversos libros de autores peruanos (Ayacucho, Huancavelica, Huánuco, Lima, Pucallpa, Piura, etc.) y extranjeros. Novelas, cuentos, ensayos, investigaciones.

Para mayor información escribirme a cosasquemepasan@gmail.com

Saludos.

Ishua Sapiens dijo...

Las fotos que usted muestra, son de los danzantes de tijeras de huancavelica, los cuales hacen énfasis en la danza llena de acrobacias y faquirismo, la tonada es más rápida que el de Apurímac, que es de otro tipo, muy similar al de Ayacucho. Los danzantes de Lucanas llevan una tonada muy lenta y bastante triste (tierra de los muertos), en fin, es otra variación. Lo invitamos cordialmente a nuestra fiesta de san Isidro Labrador, este 14 de Octubre en Jose Galvez 615 L.V.
Asimismo dése una vueltecita por nuestro pequeño portal: http://ishuanos.blogspot.com.
Saludos desde san Diego de Ishua