miércoles, diciembre 10, 2008

Las mujeres tejedoras de Juliaca


A 3,850 metros sobre el nivel del mar, con un hijo en la espalda, un tejido en la mano, el Ichu como alfombra y la planicie altiplanica como centro de trabajo. Ellas se reúnen, tejen, conversan, se ríen, producen y exportan sus productos al mundo, un mundo que les resulta extraño, lejano y ajeno... ellas son “Las tejedoras de Juliaca”

lunes, octubre 20, 2008

Cuzco overnight




El sol se oculta tras el aserrado perfil del horizonte andino y cae la noche sobre la imperial ciudad de Cuzco, que no duerme ni descansa, solo cambia el tono y la fuente de la luz que la mantiene despierta para la legión de trotamundos que cobija. Alberga a miles de invitados; son transeúntes, mantienen el número pero cambian los rostros, cada día cientos llegan y cientos se marchan.

Trotamundos



Septiembre 22 a Octubre 15 de 2008

Eran las 21:00 en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, en Lima, ninguno de los cuatro contábamos con boletos aéreos, pero teníamos que viajar a Bolivia esa misma noche…

En realidad la historia comenzó algunos días atrás, cuando me contrataron desde ultramar, como fotógrafo, para realizar unos reportajes sobre ”Comercio Justo” en Perú y Bolivia. Para ser más preciso con los orígenes de esta crónica; diré que fue exactamente el lunes de esa misma semana, que conocí a Fiona, experimentada reportera británica y excelente persona, cuando comenzó esta loca carrera por las tierras alto andinas.

Aquel lunes 22 de Septiembre, cuando empezó mi asignación, luego de unas breves entrevistas y sus respectivas fotos en Lima, ambos partimos para Cuzco; llegamos al atardecer sin mayores inconvenientes y tras las coordinaciones de rigor salí a tomar algunas fotos de la ciudad imperial, pero… demasiada gente en las calles; por intentar tomarle una foto a la famosa piedra de los doce ángulos en contrapicado, fui pisoteado tantas veces como vértices tenia la condenada piedrecita; así que decidí esperar hasta mas tarde cuando hubiese menos tumulto y me fui a cenar. Durante la comida me enteraría que precisamente esa noche, la única que tenia programada pasar en Cuzco, a algún venerable hijo de la ciudad imperial se le había ocurrido apagar temprano las luces de los monumentos históricos; empezando por la pileta, de la cual solo alcance a tomar una foto, para luego correr por toda la empedrada ciudad tratando de capturar en mi cámara lo poco que quedara iluminado, antes que el anónimo apagador de luces apagara también mis oportunidades.

lunes, junio 30, 2008

Amancay; flor de bruma, flor de Lima

Intenso pero efímero, el ancestral amarillo del Amancay, flor emblemática de la ciudad de Lima, alguna vez vistió de fiesta todas las lomas de esta gris ciudad. Hoy, casi en extinción, renace tímidamente con las garúas de Junio, convive escondida en comunión con zorros y vizcachas, búhos y aguiluchos en algunos remotos parajes y santuarios en las solitarias y deshabitadas lomas que sirven de fronteras entre la ciudad y el desierto, donde se refugia de la depredación de una ciudad que la aclama con sus cantos, pero la destruye con sus actos.

sábado, mayo 24, 2008

Puruchuco; de geometría y de sombras




A solo 5 Km. de Lima, donde el valle del río hablador estrecha el paso, se levanta el complejo arqueológico de Puruchuco, que floreció entre los años de 1450 d.c. a 1532 d.c... “Puruchuco” en quechua, significa “Casco de plumas” nombre que le fue asignado muy probablemente por el tocado que utilizaban los pobladores en ciertas ceremonias religiosas en aquel lugar, según afirman los cronistas de la época.

miércoles, febrero 20, 2008

Pisco; espíritu de uva


Peruano de indiscutible origen, Pisqueño de gentilicio; destilado que nace de la uva, hija de la vid preñada por la energía del dorado y sureño sol. Fruto sacrificado en pagana vendimia donde entrega su sangre que reposa en fermento; Mosto de aromas y sabor, desde el que deja la materia para elevarse en espíritu por el fuego purificador del alambique que lo libera, que lo eleva y lo retrotrae nuevamente al mundo convertido en señorial Pisco puro.

Alguna vez reposo en tinajas de barro cubiertas de miel, entonces rustico como la tierra y los hombres que vieron su creación; compañero fiel, con 45° de agresiva excitación y un cordón y una rosa como carta de presentación.

Hoy se presenta mas cortés y refinado, conquista los sentidos con el halago; y doblega al corazón sin turbar la razón. Ha salido al mundo a reclamar su lugar, por derecho y por linaje y a demostrar que el Peru es su patria y su hogar.


Texto y fotos: © Carlos García Granthon
Todos los derechos reservados