lunes, junio 30, 2008

Amancay; flor de bruma, flor de Lima

Intenso pero efímero, el ancestral amarillo del Amancay, flor emblemática de la ciudad de Lima, alguna vez vistió de fiesta todas las lomas de esta gris ciudad. Hoy, casi en extinción, renace tímidamente con las garúas de Junio, convive escondida en comunión con zorros y vizcachas, búhos y aguiluchos en algunos remotos parajes y santuarios en las solitarias y deshabitadas lomas que sirven de fronteras entre la ciudad y el desierto, donde se refugia de la depredación de una ciudad que la aclama con sus cantos, pero la destruye con sus actos.




Hymenocallis Amancaes, Amancae, Amancay o Amancaya, cuatro nombres para una misma planta que emerge del suelo sólo por 3 semanas cada invierno brumoso y que tarda varios años en dar su primera flor, misma que ha dado su nombre a una pampa en la que ya no existe, ha marcado una fiesta en el calendario que ya no se celebra y ha sido emblema de una ciudad que ya no la conoce.


Nota.- Un agradecimiento a Lissete Hinojosa y Eduardo Mejía del Santuario del Amancay por las facilidades brindadas para la realización de esta nota.











Texto y Fotos: © Carlos García Granthon
Todos los derechos reservados

2 comentarios:

Paul TCB dijo...

Excelente visita. Extraordinario testimonio fotográfico. Flicitaciones !!

Carlota Pereyra dijo...

Como para ir en su búsqueda...muy buenas tomas, gracias