miércoles, abril 29, 2009

De Paso Peruano

De lejanos ancestros árabes y traído por los españoles durante la conquista; por obra casual y gracia natural, cambio su marcial andar ibérico por el fino danzar desértico. No trota, no cabalga; danza para las dunas y para su chalán. Cuartos traseros y delanteros se mueven a la par; ahí van los derechos, ahí van los izquierdos. Es una raza peruana, propia y nuestra, que nace desplazando las manos de manera graciosa y diestra.


De andar elegante y orgulloso, a ritmo norteño, con su paso apretado y pequeño; el caballo de paso peruano danza sobre el suelo, y sus cascos levantan vuelo, al compás de una marinera. Fina montura de plata, la talabartería una joya, van caballo y jinete a la conquista de una guapa criolla.










Texto y fotos: © Carlos García Granthon
Todos los derechos reservados

No hay comentarios.: