domingo, junio 24, 2012

In Memoriam


Carlos García Dávila
Tacna 1872 - Lima 1948

Esta historia, narrada en siete parrafos y cuatro generaciones; comienza con mi bisabuelo; Don Carlos García Dávila, activo plebiscitario tacneño, propietario del taller gráfico donde se imprimió clandestinamente el semanario “Justicia!” y a quien, respecto al particular, Jorge Basadre dedicó algunas líneas en su obra El conflicto de pasiones y de intereses en Tacna y Arica (1922-1929), que a continuación transcribo: 

“…A la vez que atendí a las labores de oficina en Arica, colaboré en el semanario Justicia, que fue editado en Tacna, con gran riesgo, en la imprenta de Carlos García Dávila, tacneño, heroico padre de numerosa familia, también abnegada y vibrantemente peruana, que había sido obligada a embarcarse con destino al sur en el vapor Cachapoal el 6 de abril de 1925 y que volvió a su tierra natal cuando fue averiguada su expulsión”.




Prensa tipográfica a pedal/volante marca “Meik” fabricada en 1897

Me permito añadir además que mi bisabuelo, ciego por las torturas y golpes que recibió en represalia a su patriotismo, con su casa y su editora enteramente saqueadas y destruidas, emigró a Lima a fines de la década de los años 20s, con su familia y algún escaso material gráfico y maquinaria que pudo rescatar de su taller, pero muy a su pesar, jamás pudo volver a pisar suelo tacneño. Por lo que según decreto Ley N° 7123 del 28 de noviembre de 1930, se le concede una pensión vitalicia a él y a su esposa, mi bisabuela, Clotilde Sierra por sus servicios distinguidos a la nación .

Rehaciendo el taller gráfico con lo poco que salvaron de Tacna; dos de sus hijos continuaron en Lima con la tradición y oficio de impresor; Carlos y Jorge García Sierra. Jorge tuvo una hija; Blanca Melva García Ríos, nacida en Talara, y  Carlos, mi abuelo, tuvo a su vez tres hijos: Carlos, Elmer y Alberto García Miano, los tres en algún momento de sus vidas honraron la tradición de impresor, en especial Carlos, mi padre, quien continuó con el taller tipográfico hasta los albores del siglo XXI y que lamentablemente falleciera hace pocos años después de dedicar toda su vida a las artes gráficas.

A través de cuatro generaciones de impresores, pues yo también en algún momento de mi juventud fungí de impresor, ha subsistido algún patrimonio de la imprenta original de Tacna donde se llevó a cabo la impresión del semanario “Justicia!”. Me refiero concretamente a una prensa tipográfica a pedal/volante marca “Meik” fabricada en 1897, algunos fotograbados, entre ellos un Escudo Peruano en Armas y una Madre Patria, entre otro material tipográfico variado procedente de aquella apasionada época plebiscitaria.


Además, y como dato anecdótico, es necesario mencionar que en 1924 se imprimió, en ese mismo taller en olor a tinta reaccionaria, el único y raro sello aeropostal de Tacna para la correspondencia que se transportó en el primer raid aéreo Santiago – Tacna  - Santiago.

La prensa Meik, aún en perfecto estado de funcionamiento y las fuentes de tipografía y fornitura que la acompañan, fueron donadas hace un año, por mi y por mis carencias de espacio, a un taller de artistas de grabado llamado Kimkilen, con sede en Lima pero con fuertes raíces Mapochinas; en fin!, que mejor remedio que el arte para cerrar la viejas heridas históricas con la mismas herramientas que las abrieron 100 años atrás.

Prensa para relieves (Sellos de agua) Pierron & Fd. Dehaitre, N° 113,  Paris  
Carlos García Sierra
Tacna 1909 - Lima 1988

Carlos García Miano
Lima 1936 - 2009 


Texto y Fotos © Carlos Garcia Granthon

No hay comentarios.: