viernes, abril 25, 2014

La Capilla Pizarro


“Aquí yace el Marqués Gobernador Don Francisco Pizarro
Conquistador del Perú y Fundador de Lima.
Nació en Trujillo de Extremadura, España, en 1478 y
Murió en Lima el 26 de Junio de 1541.
El Cabildo metropolitano trasladó aquí sus restos el 18 de enero de 1985 al cumplirse el 450 aniversario de la fundación de la ciudad.
Dios lo tenga en su gloria, amén”.

Curiosamente, muy pocos saben que los restos mortales de Francisco Pizarro, fundador de la Ciudad de los Reyes, yacen en una capilla de la Catedral de Lima, al alcance de la vista y curiosidad del visitante.

La capilla, originalmente el baptisterio de la basílica, albergó unos restos apócrifos del conquistador desde 1891, fue lujosamente remodelada en 1924 y finalmente en 1985 recibió los verdaderos restos mortales del fundador de la ciudad, hallados en 1977 en las criptas de la catedral.





Se hizo el arreglo y decorado de esta capilla, siendo presidente de la república el Sr.
Augusto B. Leguía
Y arzobispo de Lima
Monseñor Emilio Lisson
Inició los trabajos el alcalde de Lima
Don Pedro José Rada y Gamio
Y les dio término y verificó la inauguración en MCMXXVIII, el alcalde
Sr. Andrés F. Dasso
La Vigilancia de las obras se encomendó en 1924, al consejal
Egisto Novelli






Los 13 compañeros de
Francisco Pizarro
Los de la fama en la isla del Gallo
Cristóbal de Peralta, Nicolás de Rivera
Domingo de Soraluce
Francisco de Cuellar, Pedro de Candia
Alonso de Molina, Pedro Alcón
García de Jaren, Antonio de Carrión
Alonso Briceño, Martin de Paz
Juan de la Torre y

Francisco Rodríguez de Villafuerte







Escudo de armas de
Francisco Pizarro
Marqués de la Conquista
Adelantado de España
Fundador de la Ciudad de los Reyes



AQVI ESTA LA CABECA DEL SEÑOR MARQVES
DON FRANSISCO PICARO QVE DESCVBRO Y GANO
LOS REYNOS DEL PIRV Y PVSO EN LA REAL
CORONA DE CASTILLA
Inscripción en la tapa caja de plomo,
encontrada en 1977 en la cripta de la catedral,
conteniendo el cráneo de Francisco Pizarro
y la empuñadura de su espada


Texto y Fotos:
Carlos Garcia Granthon
Todos los derechos reservados

No hay comentarios.: