sábado, mayo 10, 2014

Cuando Danzan las Mujeres

Desde el principio de los tiempos, antes que existiera un lenguaje estructurado, y hasta hoy en día, la danza ha sido la forma natural de expresión de la mujer, que ha transmitido historias a través de sus movimientos mucho antes de que existiera la escritura para registrarlas.

Aun en las naciones más conservadoras y represivas hacia el género femenino se les permite, e incluso se les insta a las mujeres a danzar; y es tal vez cuando danzan que pueden por fin expresar libremente sus sentimientos, emociones y deseos a través del lenguaje corporal, pues aunque se les obligue a hacerlo, esa falta de libertad también queda expresada en sus gestos. Algunas danzan por placer, arte, otras por su religión, herencia cultural, rebeldía o simple coqueteo, pero cuando la mujer danza su alma se libera, su cuerpo habla y el mundo escucha.    

He visto muchas fotografías de estudio, fotografías técnicamente perfectas, de bailarinas con sus respectivos atuendos posando como si bailaran. Hermosas fotografías de no menos hermosas mujeres, pero ninguna de esas imágenes tiene la fuerza de carácter en la expresión corporal como la fotografía capturada a una mujer danzando en vivo. Es como comparar la posición geométricamente perfecta de una mariposa disecada con sus alas extendidas  en la vitrina de un museo, contra la belleza libre del desordenado vuelo de una mariposa en libertad. Cuando una mujer danza, no fotografiamos su cuerpo, capturamos su alma.

Mi propuesta es simple, capturar en imágenes el alma en libertad de la  mujere cuando danza, y narrar también la historia oculta de un alma más  reprimida detrás del escenario cuando no lo hacen.




No hay comentarios.: