viernes, diciembre 12, 2014

Interpretes, una responsabilidad mas allá de las palabras



En la política internacional, un mundo que se expresa en muchos idiomas pero un solo lenguaje; el de las sutilezas; es labor delicada la del intérprete, más aún si lo hace traduciendo en simultáneo, el tratar de transmitir la idea, el concepto original y el mensaje subliminal, más que la frase literal en sí. Esto no sólo demanda una gran preparación y conocimiento del idioma, sino, muchas veces, la responsabilidad del futuro de las relaciones entre dos o más naciones. 


La COP20 no es la excepción, y el anónimo equipo de intérpretes, trabajando para Naciones Unidas, desde sus pequeñas cabinas en las salas de conferencia, tiene que servir de interfase entre los 195 países asistentes a la conferencia y los más de 10,000 involucrados en esta torre de babel que se desarrolla al calor de las pasiones políticas y climáticas. 


“El mayor problema no son los tecnisismos, el mayor problema para un traductor se presenta cuando tenemos que interpretar a alguien que cree que sabe inglés, y lo usa para hablar en vez de comunicarse en su idioma natal” – nos dice María Nelly Cuculiza, intérprete con más de 20 años de experiencia.



“Eso lo limita a decir sólo lo que puede y no lo que quiere y nos dificulta enormemente transmitir el mensaje”. - añade Sidney Evans, en un descanso entre conferencias. Ambos son intérpretes asignados al equipo de salas de conferencias del pabellón de prensa.

  


 Maria Nelly y Sidney en un descanso entre conferencias en la COP20

 Texto y Fotos:  © Carlos García Granthon


No hay comentarios.: