lunes, octubre 26, 2015

Bomberos Voluntarios; la primera línea de respuesta


Es media noche, suena la alarma, alguien ha llamado a la central de emergencias, y en menos de dos minutos hay tres camiones equipados abriéndose paso, a fuerza de luces y sirenas, en la fría noche Limeña, rumbo a socorrer a quien los haya invocado. Son voluntarios, dejan lo suyo para atender lo ajeno, nadie les paga, algunos agradecen, otros… hay otros que encima reclaman! Salvar vidas, salvar patrimonio, dejar el sueño propio para velar por el ajeno; no es una profesión, menos un oficio, es una especie de apostolado que algunos transmiten por sangre y en otros despierta por un llamado.